Todos embarcados para Limud Chile

DSC_1009

Fuente: http://www.lapalabraisraelita.cl/wordpress/todos-embarcados-para-limud-chile/

Aunque esta experiencia educativa de carácter transversal comenzó en los ‘80 y ya se ha realizado en 70 ciudades,
recién este año llega a Santiago. La expectativa es congregar a todos los que quieran enseñar, aprender y voluntarizarse.

Se realizará en las dependencias del Instituto Hebreo.

Limud -que en hebreo significa estudio- es una iniciativa global de aprendizaje democrático, donde todos pueden enseñar y aprender. Nació en Londres, en los años ’80, por iniciativa de un grupo de amigos judíos, y en la actualidad ya ha tenido presencia en más de 70 ciudades en el mundo entero.

En Chile, Limud ya tiene fecha y lugar: domingo 14 de junio en las dependencias del Instituto Hebreo, donde se ofrecerán en forma paralela unas 30 actividades.

Mientras tanto, el comité organizador de este megaevento está trabajando arduamente para armar la parrilla de charlas y actividades, formar los equipos de voluntarios y lograr una convocatoria histórica.

El equipo de Limmud Chile está conformado por Abraham Yudelevich, Analía Stutman, Cathy Ramírez, Daniel Vaisbuch, Deborah Miranda, Eduardo Weinstein, Gaby Dascal, Gisele Feldman, Juan Pablo Iglesias Yacher, Manuel Karpuj, Yael Hasson y Vivi Kremer. Se trata de un grupo con diversidad de edades, profesiones, tendencias religiosas, intereses y filiación comunitaria, un esquema que se busca proyectar hacia el tipo de actividades y asistentes al evento, porque Limmud pretende ser un lugar de encuentro para judíos que están en distintos marcos comunitarios e incluso para aquellos que no participan activamente.

“Limud nace en los años ’80 en Londres, donde se juntan miembros de la comunidad judía en una instancia transversal en la cual cada uno puede aprender del otro. Es un evento que partió en casas y luego empezó a crecer, y hoy ya está en más de 70 ciudades en todo el mundo y es primera vez que se hará en Chile.

En un evento de una sola jornada, en el cual las personas pueden inscribirse para exponer o para hacer un taller, para participar como voluntarios o simplemente para ir a aprender”, señala Juan Pablo Iglesias.

Por su parte, Deborah Miranda destaca que esta iniciativa llega a Chile luego de que algunas personas escucharon del proyecto o participaron como voluntarios en otros países.

“Esta experiencia es muy novedosa, porque lo habitual es que las actividades en la comunidad judía cuelguen de alguna institución, pero en este caso es todo lo contrario, no somos parte de ninguna institución, somos judíos de un país que hacen actividades para otros judíos del país”.

El trabajo del equipo de Limud se inició el año pasado, con el grupo de gestores y voluntarios que se han ido incorporando paulatinamente.

Vivi Kremer resalta que desde el minuto cero la idea fue generar un equipo transversal, “para no usar nuevamente las redes de nuestra cotidianeidad comunitaria, porque esto tiene que ser diverso y transversal y no adjudicarse a ninguna entidad”.

Respecto de la diferenciación de esta actividad con otras realizadas anteriormente en Chile, como la Escuela de Verano del Vaad Hajinuj o recientemente Click SCL, Abraham Yudelevich indica que todas las iniciativas de este tipo son muy válidas, aunque Limmud es de lo más antiguo que hay en el mundo judío.

“Basta con revisar el sitio www.limmud.org. Yo diría que personas que estuvieron en Limmud alguna vez, luego fueron evolucionando a hacer otros eventos, incluso los Ted Talks.

Y sobre la escuela de verano, que ya no se hace más, creo que Limud nos da una oportunidad para entrar a este formato en que hay varias charlas y actividades paralelas”.

Tal vez la mayor diferencia con otros eventos es que Limud está hecho en un 100% por voluntarios y no tiene ningún fin de recaudación, y de hecho el valor de participación es solo para pagar el almuerzo. Por eso, se espera que la familia en pleno asista y disfrute de charlas y actividades para niños, adultos y adultos mayores.

Al momento de pedirles un adelanto sobre las charlas y actividades del 14 de junio, los organizadores prefieren guardar la sorpresa por ahora, aunque explican que los charlistas no necesariamente serán eminencias, sino que pueden ser personas comunes y corrientes de la comunidad, que tienen una conocimiento o experiencia para aportar, y obviamente todo estará vinculado o enmarcado en un sentido judaico.

Así las cosas, no queda más que agendarse desde ya el 14 de junio y los que quieran participar como expositores y voluntarios se pueden registrar en www.limud.cl